Anchoas y Tigretones

Huidas y decepciones

 

A veces  una quiere aprender a decepcionarse. No hay libro de instrucciones y se puede sustituir por cierto grado de estoicismo, de estrategia de samurai, de chico más popular del instituto al que, de repente, un buen día le parten la cara delante de su novia, dejando hechos harapos dignidad y jersey de tío buenísimo a partes iguales.  No sé si es exactamente este el signo de mis tiempos, que son, a la hora de la verdad, los que cuentan: los que yo enumero, los que hilvano  día tras día, arrastrando una lógica de ascensores y turnos de supermercado. De miradas hoscas y charcos en el suelo.  Creo que me he instalado en un espacio donde, cada vez más a menudo, tengo esa nostalgia de la huida que no he realizado. Donde asumo mi marcianismo y pienso en Bartleby (nota mental: ¿cúantas veces ha salido ya en el blog Bartleby? ¿Tendré que pagar? No sé, bueno, luego lo veo).  El hastío es muchas veces el modo de agachar la cabeza y anestesiar el ánimo .  Es muy difícil la poesía después de Auschwitz, el hedonismo ante la oficina del INEM, la valentía ante una estrategia informativa que propicia que vivamos plenamente acojonados y santiguándonos porque las tormentas,simplemente, nos rozan. O no.

Y escribes otra vez, aunque medio dormida y a medio gas. Y leyendo cosas de otros recuerdas a Margo Channing, a Eva Harrington, a la ansiedad de la influencia (oh, Harold Bloom), a las malas fotocopias, a las fotografías con buena resolución, a los modelos originales, a los pastiches, en fin, a todo lo que puede conformar el haz y el envés. Y te preguntas sobre el destino de algunos lenguajes contenidos, de toda la falsa idolatría de las mal llamadas redes sociales, del zapeo constante de titulares y la necesidad del beneplácito popular. O populista. Y eso aún te tranquiliza menos.

Y yo, que he empezado hablando en primera persona, y que luego me he escondido tras algo mucho más convencional, también recuerdo a quien escribió hace muy poco tiempo sobre esto y reivindicaba el aislamiento como forma de supervivencia.  Y vuelvo otra vez a tener nostalgia, esta vez de lo mucho que me quedó por decir y escuchar.  Me gustaría tener una radiografía de la piel que se nos atascó, de todos tus idiomas que no llegué a comprender, de las ganas que llegaste, eso sí, a regalarme.  Y poder hablar de nuevo de las normas de etiqueta, del extraño protocolo del aburrimiento y el desencanto.

Y en medio de todos estos papeles y estas cursivas despiadadas, de estos teclados con y sin tildes, de un mes que casi comienza, de un mal, muy mal aniversario, habrá que esperar al viernes para que, aún encima y como dice una buena amiga, agachar la cabeza, ir al rincón y aceptar el castigo:  Soraya nos reñirá de nuevo. Hay que joderse.

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Huidas y decepciones

  1. Irene Alcázar en dijo:

    Sin palabras: ¡enhorabuena! Irene Alcázar

  2. Estás hecha unas castañuelas😛 No sé qué pasa por esa rubia y nórdica cabeza últimamente pero cuando llegas a la encrucijada “el mundo contra mí” hay que elegir “mí” como bando. Siempre. Y pensar a cada momento que a todo lo que pasa le pueden ir dando por el bul de la calandria (según expresión panocha de un querido amigo). ¿Podemos tener además morriña, esa cosa tan tópicamente galaica? ¡Claro! Pero de no haber hinchado a palos a uno o más individuos, instituciones o semovientes. Dialécticamente ¿eh? Nada de violencia😉

  3. @irene, Muchas gracias por pasar por aquí, de corazón.
    @pedro: Bueno, ya sabe usted cómo nos las gastamos últimamente. Sigue siendo un lujo que pase por aquí. Y sí, es cierto: en la lucha contra el mundo es siempre mejor ponerse de parte de uno. Lo que pasa es que, a veces, es una lucha desigual. Hoy me han tirado de las orejas por partida doble y, según dicen, apunto maneras de pija de libro. Quizás es cierto y sea solo cuestión de empezar a respirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: