Anchoas y Tigretones

Ser maja

Ella era maja. Buena tía, vamos. Le pidieron que apagase el cigarro y lo hizo. Comprendió que aquello era bueno para ella y para los demás. Como era maja majísima, tampoco le importó cambiar su turno de trabajo para que su compañera pudiese pasear a sus pequeños ya que estos eran el futuro del país. Es un poco jodido pero no importa, ella es maja y lo comprende. No se plantea que la ley de conciliación sea paralela a la ley de dependencia, por ejemplo, y que a ella alguien le ayude con, a saber, madre mayor, padre achacoso y familia flotante a medio gas. No. Es maja. Y las madres molan.  Como es maja también tragó, qué remedio, con  que le rebajasen el sueldo por el bien común. La putada es que ella no lo ve, sólo lee la pasta gansa que se embolsan los directivos de las cajas y cree que ella ha hecho algo mal. Pero no, simplemente es maja. También le intrigaron las subidas de precios de gasolina, luz, gas y decidió recortar drásticamente todo, pasar un poco de frío, poner bombillas de bajo consumo, usar los cupones de descuento del super y no comer tanta carne ni pescado, que es verdad que el colesterol y el mercurio nos van a matar a todos. Hay que ser majo y enrollado. Y pensar en los demás. El caso es que hay algunos días, especialmente cuando le asaltan los mundos de papeleras rotas, de aceras desconchadas, de colas del Inem, en que se pregunta si ser majo vale para que el día de mañana alguien vaya a serlo contigo. Y desecha, como a una mosca pesada y cojonera, las ganas que le dan de emular a Michael Douglas en "Un día de furia" y emprenderla a paraguazos (es pacifista y maja y no contempla el uso de las armas convencionales) con los que se están riendo de nosotros sin disimulo. Ser maja no es difícil cuando te han domesticado. El problema es si tu majez esconde una bomba de relojería. La verdad, yo no sé si quiero seguir siendo maja.

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en “Ser maja

  1. Estupendo artigo coma sempre.

  2. Ah! Amiga princesa! Ser nós mesmos ninguén nolo impide, por moito que poñamos fóra as limitacións.
    Bicos

  3. Yo creo que dejé de serlo hace tiempo lo de majo aunque te las dan en las mismas mejillas igualmente.

    Eso sí, la entrada te ha quedado redundantemente maja.

    Por otro lado, ahora que lo pienso, lo de majo se suele decir de uno cuando no se sabe decir otra cosa. Ya puestos a elegir casi prefiero que digan otras cosas mientras no me entere.

    Impacientes Saludos

  4. Hai que buscar válvulas de escape para soltar presión, por moi majo ou riquiño que se sexa. Un blog pode ser, por que non, unha desas válvulas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: