Anchoas y Tigretones

Predicciones (2)

Terminó de vaciar los platos en el cubo de la basura. Los alineó pacientemente dentro del lavaplatos aprovechando cada mínimo huequecito. Cada cubierto en su sitio, cada tupper con sus restos para que el que quiera se los lleve. Despejó el suelo de la cocina y pasó la fregona. Maldita sea. Habían sobrado patatas panaderas que no había guardado en ningún sitio. Las había olvidado después del tortazo a la criatura -¿por qué esta niña era tan rara y dónde aprendía esas cosas?-. Aún encima ese perro le levantaba un terrible dolor de cabeza. Y el reloj, que pesadilla, no, si se ponían todos de acuerdo para darle el día. Saltando cuidadosamente por encima del suelo mojado, abrió la despensa con media sonrisa. Detrás de los garbanzos y los paquetes de azúcar, tras los cupones primorosamente doblados de "Dia" y al lado de los moldes para hacer bizcochos, sugerente y  mojigata escondía la fuente de la alegría, la puerta del paraíso artificial. En un sobre diminuto. Felicidad blanca, cara y efímera. Aquella mentira que servía para ordenar un mundo. Para salvarse, ella creía, del desorden de sí misma y de aquello que, desde el lado de acá, quizás pudiera apreciarse como una abrupta e intensa zambullida en el fracaso.

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Predicciones (2)

  1. Temos o mundo que vemos, princesa. E a nosa perspectiva depende do noso libre albedrío.
    Bicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: