Anchoas y Tigretones

Despertares (7)

Al mirarse en el espejo no se vio la parte inferior de la barbilla. Perpleja, abrió el grifo, al que también le faltaba algo y se echó agua en la cara. Nada. Todo igual. Desconcertada, se fue hacia el salón donde había dejado su taza de café mañanero que, sí, ahora se daba cuenta, le había parecido un poco menos cargado que de costumbre. Miró por la ventana: el barrio era el mismo. El mismo quiosco de prensa, aunque hoy, curiosamente, toda parecía un poco más pequeña, y, además, como amontonada hacia la derecha. Como sesgada, vaya. Alguien había estado jugando al photoshop con la realidad. Los mismos carteles de "se alquila", "se vende", en su triste uniformidad naranja y negra. Qué curioso: Estos parecían agrandarse, hoy se veían más. La cola de la pequeña oficina de empleo se expandía también  por momentos. "Vaya despiste tengo hoy", se dijo. Encendió la radio, pero no entendía casi nada de lo que decían porque faltaban parte de las sílabas. Cuando empezaba seriamente a preocuparse cayó en la cuenta de que el calendario marcaba finales de junio. "¡Claro! se dijo, aliviada. He caído ya en el agujero negro del cinco por ciento". Mira que había sido bien entrenada y catequizada para cuando se diese esta circunstancia Le dijeron que su realidad iba a ser recortada para mejorar o compensar otras realidades. Aquello le había parecido bien. Pero cuando se volvió de nuevo hacia la ventana, pudo ver como en aquel pequeño interim la cola del INEM ya daba dos vueltas a la minúscula plaza. El locutor vomitaba números de Gurteles, Malayas y operaciones Karlos. Mirando su taza de café no pudo evitar sentirse un cinco por ciento más puteada. Y no era poco.
Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Despertares (7)

  1. Lamento ponerme más propositivo, pero tu pobre protagonista tendría otro mal despertar un día después cuando se diese cuenta de que la habrían puteado entre un 2% y un 6% más con la subida del IVA… Como ves, estoy animadísimo con el tema: animadísimo para empezar la revolución. Y nada de gilipolleces maoístas de revolución permanente nin farrapo de gaitas. (meu Deus, estou pontificando!!!) Muchísimos besos!

  2. Creo que isto o conseguimos entre todos, princesa. Termos un goberno para proxectar as nosas miserias non nos quita responsabilidade.
    Bicos 100%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: