Anchoas y Tigretones

Resaca de san Valentín

 Ronnie y Loretta van a la ópera
 
 
 
Para Lula Fortune, que comparte conmigo la pasión por Sailor. I love you, muac

Estamos a día 15 de febrero. Esto quiere decir, queridiños todos, que ya ha pasado el día en en el que hay que estar enamorados locamente para cumplir las expectativas, entre otros del Corte Inglés. No soy demasiado sanvalentinera y eso que decir que no te gusta san Valentín, así, en crudo, hace que te miren con la misma desdeñosa superioridad que cuando digo que soy fan de Bunbury. Una incomprendida. Y, la verdad, no es exactamente que no me guste. No me gusta cómo está montado el tinglado del amor a narices en un día del calendario. Para una que se enamora todos los días de algo o de alguien es casi pecado tener que circunscribirse a una única fecha para derrochar urbi et orbi ese amor radical que muestran las tarjetas Hallmarks.

A mí me gusta el san Valentín norteamericano. Me dejó totalmente estupefacta el primer catorce de febrero que pasé en "el Imperio"(acertada definición de mi Fernando Plata). Llegué como todos los días al departamento de Spanish and Portuguese en el que yo predicaba por aquel entonces mis subjuntivos y mis Nebrijas antes de daros la paliza virtual, y me encontré con mi casillero lleno de tarjetitas. "¿Cómo ha de ser esto si yo no conozco varón?" exclamé, sientiéndome herida por la intertextualidad. Y encontré felicitaciones y muchos "te quieros" de personas de tendencias amatoriasdiversas. Y no es que yo hubiese aumentado mi tirón sexual de golpe y porrazo, quien me diera, sino que muchos de los  que me apreciaban, que me habían conocido ese año y a las que yo les caía bien o sentían cariño limpio y puro por mí, me habían endosado la misiva correspondiente. Fue precioso. Recuerdo la tarjeta de Sharon diciéndome que era de lo mejor que le había pasado ese curso, la de Brad y Josh, encantadores alumnos, que dibujaron con mis caramelos favoritos un corazón gigante y copiaron una infumable poesía en castellano para mí. Recuerdo a Cynthia que me llevó a clase una caja de bombones descomunal  y, cómo no, Angela, que, desde la pícara atalaya de sus sesenta años, se extrañó de que una española tan exótica como yo,según ella, no tuviese "hundreds of Valentines"…y aunque os parezca una chorrada me emocioné. Love is all around me…y yo con mi actitud distante y displicente sin decirle a todos estos lo mucho que los quiero y que forman parte de mi equipaje. Hoy, muchos años después-y afortunadamente no ante el pelotón de fusilamiento, que con una intertextualidad reconocible en un post ya llega-me olvido de que es san Valentín, pero hago un ejercicio mental, mejorable siempre, de todos los amores que tengo en mi vida. Amor por mis padres(que ayer me regalaron una especie de estuche de fresas enorme en forma de corazón para celebrar "Primer año triunfal de soltería, 2º parte") por mis amigos,  por mi día a día, por las buenas noticias y por teneros ahí. Ayer vi a un chico de unos catorce años totalmente avergonzado recorriendo la calle Real con un discreto ramo de rosas rojas…es precioso. Y vi a muchas parejitas, eso, parejitas, de preadolescentes con regalitos baratos y paseando de la mano con timidez.

Como sabéis y muchos sospecháis, los blogueros no tenemos vida propia, por lo que decidí hacerme con citas y frases célebres que, sobre el amor, hubiesen aparecido en la pantalla grande. Y así me compré Un amor de cine, que desde Anna Karenina hasta Love actually, pasando por El sueño eterno, Breve encuentro, Hiroshima mon amour y El apartamento, recoge fragmentos de diálogos en "momentos previos al beso" como dice Patricia. Y he escogido éste porque sale Nicholas, del que soy fan tanto como de Bunbury, y porque sale Cher, y porque la peli me encanta y porque quiero que alguna vez alguien me invite a subir arriba así, sin importar lo que ocurra y sin mirar la hora. Y espero, joder, que alguna vez lo hagas. Va también por ti.

 [Ronnie Cammareri a Loretta Castorini, Hechizo de luna,1987]

"Vamos arriba. No importa lo que ocurra. No, no es eso lo que quiero decir. Loretta : te quiero. El amor no es como nos lo contaron. Yo tampoco lo sabía, pero el amor no hace que todo sea hermoso, lo echa todo a perder, te parte el corazón, lía todas las cosas. No, no estamos aquí para hacer que todo sea perfecto. Los copos de nieve son perfectos. Las estrellas son perfectas. Nosotros no, nosotros no. Estamos aquí para echarnos a perder y, y…para partirnos el corazón y amar a la gente que se equivoca y para morir: ¡sí, los libros de historia son mentira! Y ahora, ¿quieres subir conmigo y meterte en mi cama?"

 

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Resaca de san Valentín

  1. Hacía mucho tiempo que no leía este texto de “Hechixz de Luna”. Nicolas Cage me encanta. Princesa, sigue adelante con tu blog. Es fantástico. Un beso.

  2. Princesa Sigrid en dijo:

    Guapetona, gracias por pasarte por aquí tan a menudo. Gracias por el comentario. Como ves, no me como a nadie (quien me diera). Y sé que aunque no dejes testimonio escrito están siempre tus ojazos, inmensos y dulces, sobre mis pobres letras. Te quiero, mi niña

  3. Pues yo creia que San Valentin en Estados Unidos se celebraba de otra forma, por lo menos en Chicago.
    Siguiendo con el gran Nicholas Cage (yo tambien soy fan suyo) te dejo una frase suya de su mejor película (esta soberbio y la peli, como sabes perfectamente, es genial) Leaving Las Vegas, frase muy adecuada para cualquier San Valentin:
    “A parte del olor a alcohol y de algún babeo ocasional, algunas veces dices cosas muy interesantes”.

  4. Como siempre me ha encantado tu escrito.Propongo que San Valentín no sea tan solo el día de los enamorados que sea el día del AMOR porque si no estas enamorado que? En cambio si tengo un montón de amores: mi familia, mis amigos, los animalitos etc.…

  5. Princesa Sigrid en dijo:

    Robert, siempre das en el clavo. Me acordé también de Leaving las Vegas, pero como lo del babeo ocasional podía producir reacciones encontradas en mis lectores, no lo hice…por cierto…¿no tendré que darme por aludida, verdad?😀
    Lila, POR SUPUESTO no hay un único amor. Yo estoy enamorada de los lectores que, como tú, hacen que este blog de juguete vaya teniendo un moderado, discreto y humilde lugar en la blogosfera. Un besote

  6. …por favor Princesa Sigrid, la duda ofende.
    A mi, las cosas que escribes, SIEMPRE me parecen interantes.
    Solo escribi eso porque me acordé de esa peli que tanto me gusta y un personaje con el que me identifico mucho, mucho mas que con Sailor,… mira que….

  7. Dear princess, me han encantado las fotos de nuestro escaparate. En cualquier caso, el mejor escaparate de Nova Colón son nuestr@a amig@as y client@s. Ya sabes que tu estas en el top ten de ambas modalidades. Mil gracias de tus libreras más poperas…y ahora también cocineras. Aprovecho para mandar un besito a Lara ya que hacer 1 comentario en su blog me resulta imposible (por algo será que me llamais “bolilógica”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: