Anchoas y Tigretones

Cuento de Navidad reciclado

Imagen navideña imposible

No me atreví antes de Navidad a escribirte. Tampoco ahora creas que no me tiemblan las manos y el teclado se me escapa de vez en cuando. Me acordaba de John Cusack en Serendipity empeñado en hacer de un extraño bookcrossing la meta de su vida y el encuentro de su mujer ideal. También de un cuento de Navidad que tú conoces, en una película que a los dos nos gusta mucho y que no tiene nada que ver con Dickens (que también nos gusta mucho). Es el cuento de Auggie en Smoke (que también nos gusta mucho, la película y fumar sintiéndonos culpables en compañía). Y de muchas otras cosas que me gustan de ti, de mí, de las Navidades y del miedo a que el futuro nos lleve a lugares a los que no queremos, ahora que nos hemos quedado un poco huérfanos los dos. Y da vértigo y un poco de miedo: la soledad, la compañía, la risa y el llanto, todo da miedo a veces. Pero aquí seguimos.

No estoy aquí para decirte algo que ya no sepas. Mi hombro sigue estando en su sitio. Y el espacio del calendario que dice que, por real decreto legislativo tenemos que ser felices es, a veces, una putada como una casa. Y aunque estemos lejos el uno del otro, sabes que estás aquí "más próximo a mí que mis sentidos", como en el poema de Valente que, como sabes, también me gusta mucho. Y también hablando desde el centro del amor.Y con NY de fondo, que tú no conoces y yo sí, y que a los dos nos vuelve locos.

Queridos lectores, en el juego de espejos de un blog aparecen siempre varios destinatarios, varios lectores competentes, otros tantos lectores implícitos y a veces una autora que se cuela en el medio para dejar de ser un personaje ausente y ser una presencia poco cómoda. Y me alegro de que este post me salga tan neoyorkino. Porque tengo cerca a la Cronopia, a Rebeca que odia la Navidad, a Sol que ha perdido hace poco a su padre, a un chico que ayer me pidió dos euros para ayudarle a cogerse una supertajada de campeonato (así, con un par), a un buen amigo apostando por una historia de amor complicada pero que saldrá bien (Hal, te mereces TODO), y a mi muy querida Esther investigando en sí misma y mirándose sola al espejo después de muchos años….y viendo una imagen preciosa, la suya y que ella tenía muy olvidada. Eres guapa por dentro, por fuera, de lado, de perfil y haciendo yoga. Tengo cerca a Fernando Plata que ha comprado un árbol de Navidad gigantesco-el "más mejor de Hamilton, chaval"-para que sus churumbeles lo disfruten. Y a Fernando y a Yoshie que me van a hacer tía en el 2009 seguro. Y al nuevo vástago de Susana y John que tiene un nombre de héroe de telenovela y los padres más cachondos del mundo..

Pues como todo ha sido muy NY en este año no podían faltar los Pogues y su cuento de  Navidad en New York.

y…por cierto, (y vuelvo a dirigirme a ti otra vez) acordémonos de otra película que a ti te gusta mucho …¿no crees que de vez en cuando en la vida hay que decir…"¡Pero qué c..!!! y dejarse de ser tan superresponsables y consecuentes?

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Cuento de Navidad reciclado

  1. Muchas gracias princesa! No creo merecerme palabras tan bonitas. La verdad es que estoy muy feliz. Un abrazo
    Te queremos
    Esther

  2. Máis lonxe, un ano que non coñeces. Un devalo da luz e un comezo de algo que nunca terá nomes certos, senón un curso infinito. Cada un cambia os seus beixos con quen quere, ponlles prezo ou entrégaos incondicionalmente. A vida vai, continúa, vista ou non vista, sentida ou non sentida, e esperta todo o seu caleidoscopio de apreciacións, que esfarelan no instante das folerpas e dos peixes.
    Dígocho de corazón, miña princesa, co meu amor de cada tarde.

  3. una vez fui a Nueva York y me perdí en el Bowery,…que bien me lo pasé. Que tengas un buen año nuevo.

  4. Omitiré la Navidad de tus letras y pondré otra música, con tu permiso para seguir siendo fiel a Ebenezer. El viejo Frankie y la eterna New York, New York…

  5. Me hace el favor señora de centrar el youtube y eliminar espacios superiores, que no doy dado hecho contigo.
    Grazas

  6. Princesa Sigrid en dijo:

    Esther: te mereces todo lo mejor del mundo y más. Hace falta tener muchos huevos para parar y mirarse al espejo. No todo el mundo sabe hacerlo ni toma la decisión adecuada. Y te mereces, insisto, las palabras más bonitas del mundo…y no lo digo sólo porque seas la madre de mi sobrinísima, eh???
    Carlos, sempre fas poesía de todo. Emocionasme e esta vella bibliotecaria non anda para moitos trotes agora…pero trotará, trotará…”en peores plazas hemos toreao”…ou non?
    Mrs. Doyle: Lo tuyo es el Halloween. No te preocupes, haremos una comida contubernial en mi casa este fin de semana con proyección de “Pesadilla antes de Navidad” o “La matanza de Texas”, la que gustes😀
    Robert: guapo, guapo, guapo…gracias por tu felicitación offblog…y sigue con empacho anchoastigretonil
    Hal: eres un rabudo, neno…no me tirar del aire, no me tirar del aire…biquiños y a ver esa birra pre2009!!!

  7. joder!!!!

    has puesto esa canción, ¿donde la tenía yo olvidada?

    buffff, voy a copiar y pegar.

    gracias, besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: